Declaran Feria del arracache de interés general

A partir del mes de febrero del año 2011, la original Feria del Arracache que se lleva a cabo en la comunidad de San Vicente de Ciudad Quesada, fue declarada de interés general por la Comisión de Cultura de la Municipalidad de San Carlos.

Mediante una nota emitida por la Asociación de Mujeres Agroecoturísticas de San Vicente en Ciudad Quesada, en la que solicitan que se declare de interés general la “Feria del Arracache” en dicha comunidad, la Comisión de Cultura recomendó al Concejo Municipal sancarleño dar el visto bueno a esta actividad, para que se lleve a cabo todos los terceros domingos del mes octubre, a lo que el Concejo votó de forma afirmativa y unánime.

Dicha feria cuenta con actividades gastronómicas utilizando el Arracache como ingrediente principal, tal es así que las vecinas de la comunidad preparan pan, queque, picadillo, cajetas y hasta rompope a partir de esta raíz, uno de los principales cultivos producidos en San Vicente.

A partir de esta declaratoria, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), por medio de su Oficina Regional de Llanuras del Norte ha convocado a la Asociación de Mujeres Agroecoturísticas, a la Asociación de Desarrollo y a la comunidad en general, a una charla para estudiar la posibilidad de que la Feria del Arracache cumpla con los requisitos para formar parte de las Expoferias del ICT.

La reunión será el martes 12 de abril a las 6pm en el Salón Comunal de San Vicente.

Leer Más

Cultivo de maíz en San Vicente

Por Beto Blanco

El cultivo de maíz es una actividad ancestral en la comunidad de San Vicente, íntimamente ligada a la vida de sus habitantes, principalmente de los que vivieron antes de los años 60. El hallazgo de piedras de moler enterradas evidencian que el maíz formaba parte de la alimentación del pueblo indígena que habitó el asentamiento ubicado en lo que hoy es San Vicente.

Pasado el tiempo, y con la llegada de nuestros tatarabuelos y bisabuelos (probablemente a finales del siglo XIX), el cultivo del maíz se posicionó como la principal actividad económica de los pobladores de la naciente comunidad. La tradición oral vicenteña refiere que “el maíz era como la plata de aquí” ( 1 ). Dado que este grano se cultivaba solamente en tierras altas, San Vicente y San José de la Montaña pronto se convirtieron en los proveedores de maíz de la naciente Villa Quesada. “Todos sembrábamos maíz; el que no tenía dónde, sembraba a medias con alguien que sí tenía terreno. Alquitranaban la semilla porque, en socolas nuevas, habían insectos que sacaban la semilla y le comían el corazón” ( 2 ).

El ciclo de siembra, como en la actualidad, lo marca el final del verano, entre los meses de febrero y abril, en fase lunar menguante. “ Uno se perdía en las milpas, era tanto el maíz sembrado que los daños producidos por piapias, monos, oropéndolas, mapachines y demás animales resultaban irrelevantes” ( 3 ). Cada casa tenía o una troja o un lugar dentro de la vivienda para almacenar el grano una vez recogido. Las familias más acomodadas contaban hasta con una máquina para desgranar las mazorcas. Para los meses de julio y agosto cuajan los elotes. La tradición recoge frases que era común escuchar para ese tiempo, que a la vez muestran que la cosecha jugaba un papel fundamental en la vida social de los vecinos, cuyo principal motivo de encuentro eran los Rezos: “Pa`hacer un rosario, ahora que hay elotes” ( 4 ). “Mirá qué rico, como pa´hacer un recito de Ánimas” (5)

Una vez cosechado y desgranado, el maíz se almacenaba en estañones. Don Segundo Blanco recuerda que “ para la Revolución del `48 mi papá ( 6 ) hizo huecos y enterró los estañones de maíz, para que no les fueran confiscados por los gobiernistas”. También para el tiempo de la cosecha, los antiguos vicenteños pagaban con grano los intereses y las deudas contraídas, así como los productos adquiridos al crédito durante todo el año en comercios de Sucre y Villa Quesada ( en negocios como los de Paco Ugalde en Sucre, Tito Rodríguez y Felo Rojas en Villa Quesada ). Don Manuel Castro recuerda que, siendo niño; su padre ( 7 ) le daba un cuartillo ( 8 ) de maíz cada vez que tenía que bajar a Villa Quesada a recibir la instrucción religiosa, con el fruto de su venta sufragaba los gastos del viaje. Don Segundo Blanco confirma que esa era una costumbre común en ese tiempo, recuerda que a él le pagaban cincuenta céntimos por el cuartillo de maíz.

Durante el tiempo anterior a la década de los 60`, el maíz fue la base de la alimentación de los vicenteños, “ elote cocido o asado, chorreadas, cosposas, tortillas ( solas, en gallos, o en sopas de leche ), tamal asado y navideño, bizcocho, pozol, pan ( a base de maíz de harina ) así como pan, rosqueta o miel de maíz torbó” ( 9 )

Con la llegada a San Vicente de don Inocente y don Sidalis Hidalgo ( en la década de los 60` ) y la consecuente introducción de la ganadería como actividad económica, el cultivo del maíz fue siendo reemplazado por los repastos. Aún así, don Segundo Blanco conservó la semilla originaria, que había sido traída de Tapezco, de los cultivos de la familia López Blanco. A finales de la década de los 70`, a partir de la parcelación de la finca adquirida por el Club 4-S, el cultivo del maíz experimentó alguna recuperación. Fueron los vicenteños Eladio Salas, Manuel Castro y Oscar Benavides quienes trajeron a la comunidad la semilla conservada por Cristóbal Alfaro en el vecino San José de la Montaña.

Actualmente se sigue sembrando maíz en San Vicente, como cultivo estacional. Cabe destacar que, además del grano, se utiliza también el follaje de las plantas como alimento para ganado. Su cosecha coincide lógicamente con la realización de elotadas, que son encuentros de amigos o familias que se reúnen a departir en torno a una olla o- y un asador repletos de elotes.
Aunque algunos vecinos ocasionalmente introducen semilla hibrida, por resultar más rentable, la mayor parte de las milpas sembradas por los vecinos y vecinas surgen a partir de la semilla cultivada y conservada con fidelidad, desde hace muchos años, por don Segundo Blanco Arce.

1.Segundo Blanco
2.idem
3.idem
4.Josefa Solís +. Madre del núcleo familiar Castro Solís ( referido por don Segundo Blanco)
5.José María Blanco+ Padre del núcleo familiar Blanco Navarro, al ver que en su casa hacían tamal asado. ( referido por doña Ma. Ester Benavides )
6.Joseana ( don Chana ) Blanco Navarro.
7.Aurelio ( don Lelo ) Castro Blanco
8.Medida equivalente a 4 kilogramos, aproximadamente.
9.Ma. Ester Benavides.

maiz

Leer Más